Edmée Pardo
Escritora, lectora, maestra, voluntaria, bien humorada

Flor de un solo día


FLOR DE UN SOLO DÍA (cuento) México, Minimalia erótica, 2002

Flor de un solo día reune la narrativa erótica de Edmée Pardo con el trabajo fotográfico de Alejandro Zenker. En el cuento que da título al libro vemos hasta dónde pueden llegar los enredos eróticos que seducen aún a las personas más calculadoras y racionales, con imágenes sexuales que cualquiera quisiera vivir, públicamente o a escondidas.


Lo que dice Edmée

Este libro forma parte del proyecto de escritura y el deseo ideado por  Ivonne Gutiérrez cuando trabajaba con Alejandro Zenker en las filas de Ediciones El ermitaño. La colección minimalia erótica combina la escritura  de autores varios con  la fotografía  de Zenker.  El elemento común en todas las ediciones es la modelo  que posa desnuda junto al autor. Las imágenes pretenden ilustrar el texto.

Ivonne Gutiérrez me invitó al plan en el que participaron Hernán Lara Zavala, Gustavo Sainz, Alberto Ruy Sánchez, Josefina Estrada, Guillermo Samperio, Huberto Batis, entre otros. Envié una sinopsis del cuento a escribir, fui a la sesión fotográfica, y al mes entregué texto. Hay diferencia entre lo concebido y su consecuencia no sólo porque el proceso creativo está vivo, sino porque la sesión de fotos influyó en la creación de un personaje.

Trabajé y trabajé el final muchas veces. El resultado me atrajo tanto que decidí que había ahí una novela  corta por escribirse: la versión de los hechos  contada por  todos los protagonistas. El resultado quedó esbozado en el 2005 en lo que hoy es El juego de los dioses.

Si he de decir la verdad, la edición de Flor de un solo día no me complace por la sencilla razón de que no me gusta cómo salí en las  fotos. La vanidad, ni modo. Yo que me sentía fotogénica descubrí un ángulo mío que no había visto.

Lo colección Minimalia Erótica se presentó en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara en 2003 y  en la Feria de Minería de 2004.


Lo que dicen los expertos

Erotómanos

Artículo de Adriana Bernal publicado en el Suplemento Arena de Excélsior el 3 agosto de 2003

Edmée Pardo (México D.F., 1965), a diferencia de los dos relatos anteriores, entrega en Flor de un solo día tres brevísimos relatos en donde el erotismo, la rutina y el hambre de nuevas experiencias sexuales se conjugan en la vida de los personajes para llevarlos a situaciones límite. Cada historia tiene su propia vuelta de tuerca, su pudor y la visión contradictoria de la conciencia. El deseo y el amor se diseminan. Hay fronteras tabués entre la pasión y el amor. El intercambio sexual se transforma y ahora tiene precio. A lo largo de las páginas, cada encuentro sexual es una lucha por el poder donde los personajes están unidos por contratos y el compromiso es sólo con el instinto. Carnalidad versus placer. Pudor contra experimentación. Pérdida de valores y reconstrucción y cuestionamiento del entorno que, tal vez, al final de las páginas den como resultado algo muy lejano a un orgasmo

edmee_admin

edmee_admin

Escritora, lectora, maestra, voluntaria, bien humorada

  • Twitter
  • Facebook

Leave a Comment