Edmée Pardo
Escritora, lectora, maestra, voluntaria, bien humorada

8) Escuela de León Felipe


 

¿Cómo me hice de un ejemplar de poesía de León Felipe? No tengo la más remota idea. Pero me queda claro que a los 15 años empecé a leer por iniciativa propia. Un libro mío, para mí, no relacionado con el plan escolar; tampoco lo recuerdo como regalo. ¿Lo compré con mi mesada en alguna rebaja?, ¿lo encontré?, ¿me encontró por azar? No sé. Leí el primer poema: Escuela. Me salía de clases para volverlo a leer. No avancé en años a otros versos o estrofas del libro. Ese poema era para mí y lo leí, lo releí, releí y releí. El volumen viajó en mi mochila, se deshojó, lo armé. Busqué lo quiere decir la palabra rancho en el contexto del poema, la comida de los presos. Busqué qué era eso del exilio español. Fui a un recital de Ofelia Guilmain; con su voz cavernaria y un cello, dio lectura a poemas de León Felipe, mi primer amor, el que abre la puerta a todos los que vienen después. Sigo teniendo ese volumen, está en el mueble al que cada día llegan menos libros impresos y mucho menos al apartado de poesía. Leo en electrónico, y sobre todo narrativa. He vuelto un poco a ese gusto por la poesía gracias a la selección de Felipe Garrido, Regina Kalak y los entusiastas que comparten versos en redes sociales. Sé que cuando tenga ochenta años leeré Escuela con el ánimo de la primera vez.

#España #Exilio #GuerraCivil #Poesía