Edmée Pardo
Escritora, lectora, maestra, voluntaria, bien humorada

Talleres


Desde los 13 años doy clases. A esa edad fui ayudante en un curso de alfabetización para adultos y ocurrió una revelación. Una mujer adulta aprendió a leer y a escribir en mi presencia. Lo poco que pude haberla guiado en descifrar el sonido de las letras y enseñar su trazo fue fundamental para comprender el poder de lo pequeño. Entendí que para enseñar no se necesita ser un erudito, pero sí entusiasmar con eso que se sabe.

Dar clases, establecer contacto con los alumnos, transformarnos con el aprendizaje, son de las actividades más gozosas y significativas. Es más, creo que para eso vine al mundo: para compartir lo que sé, el modo como tengo organizado lo que he aprendido